SYLVAIN GUINTOLI CAMPEÓN DEL MUNDO DE SBK 2014 CON SU APRILIA RSV4

ROBERTO COLANINNO: "ORGULLOSO DE ESTA GRAN VICTORIA ITALIANA"

APRILIA DUPLICA SU TRIUNFO COMO CAMPEÓN DEL MUNDO DE FABRICANTES, SUMA 54 CAMPEONATOS DEL MUNDO Y EL 104 DEL GRUPO PIAGGIO

Losail (Qatar), 02 de noviembre 2014 - Sylvain Guintoli y Aprilia han conseguido una victoria en el campeonato del mundo que hasta hace sólo unas cuantas carreras era inimaginable.
En el circuito qatarí de Losail el francés Sylvain Guintoli completó una remontada que pasará a la historia de Superbike y que con dos brillantes victorias en las dos carreras nocturnas superó al británico Tom Sykes, ganando la corona de campeón del mundo por primera vez en su carrera.

Aprilia duplicó así su éxito al convertirse en el Campeón del Mundo de constructores por tercer año consecutivo, reafirmando la superioridad técnica indiscutible de la RSV4, la moto italiana que ha logrado más títulos desde el año de su debut en SBK (2009), al ganar 7 títulos mundiales (tres de pilotos y cuatro de fabricante). Esta combinación (piloto y fabricante) es el tercero de la exitosa trayectoria de la Aprilia RSV4 después de barrer a la competencia en las temporadas 2010 y 2012 con Max Biaggi.

Roberto Colaninno, presidente y consejero delegado del Grupo Piaggio (del que Aprilia forma parte desde 2005) comentó sobre la victoria de Sylvain Guintoli y Aprilia: "Estoy muy orgulloso porque con Aprilia, una vez más este año una gran marca italiana ha dominado en el motociclismo. Este fue un campeonato difícil hasta el final, que parecía haberse perdido, pero luego se volvió a abrir y que hace que el resultado que hemos logrado hoy sea aún más excepcional, con dos títulos mundiales ganó. Mis felicitaciones a Guintoli, simplemente extraordinario".

"Romano Albesiano hizo un muy buen trabajo. Junto con su equipo demostró su capacidad no sólo de diseñar grandes motocicletas, sino también para afrontar con éxito el reto de la gestión deportiva y desde su regreso a Superbike en 2009 Aprilia ha ganado siete títulos de campeón del mundo en seis años. Dos títulos de campeón del mundo de premian las habilidades de innovación tecnológica del Grupo Piaggio, que una vez más dominaron a pesar del hecho de que nuestros rivales se vuelven cada año más potentes", agregó Roberto Colaninno.

"No es por casualidad que en sólo diez años hemos visto a Aprilia ganar 28 de sus 54 títulos mundiales y que el Grupo Piaggio ha dado un total de 32 títulos mundiales en tan sólo una década. Ahora nos enfrentamos a un nuevo reto, entrar en MotoGP un año antes de lo previsto con respecto a nuestros planes previamente anunciados. Estaremos en el campeonato del mundo de primera categoría con el mismo espíritu que siempre hemos tenido: dedicación, deseo de aprender y crecer y la conciencia de incrementar nuestro patrimonio como una gran marca italiana", señaló el máximo responsable del Grupo Piaggio.

Las carreras nocturnas en Losail fueron la culminación de una remontada que parecía imposible ya que después de la ronda americana disputada en Laguna Seca la ventaja de Tom Sykes (Kawasaki) sobre Sylvain Guintoli era de 44 puntos, una enorme diferencia con apenas tres rondas de la temporada por disputarse.

Desde entonces, la Aprilia RSV4 y sus pilotos iniciaron su progresión tanto en Jerez como en Magny-Cours, en donde dominaron con tres victorias de Marco Melandri y Guintoli siempre segundo, además de una victoria del francés con Melandri segundo. Estos fueron unos puntos muy importantes que permitieron a Aprilia ponerse líder y superar a Kawasaki en el Campeonato del Mundo de fabricantes mientras que Guintoli llegó a Qatar con apenas doce puntos de desventaja respecto a Sykes.

Una remontada increíble que se consolidó con la victoria de Guintoli en la primera carrera, en la que se colocó cuarto en la primera vuelta, superó a Sykes, su competidor directo por el título, y luego a Jonathan Rea (en la novena) para iniciar la caza del francés Loris Baz. A partir de ese momento comenzó su galopada hacia la victoria, con lo que recortó a tres puntos la ventaja de Sykes, al sumar nueve puntos más que él, que fue tercero.

Al principio de la segunda carrera el francés comenzó con aplomo y seguridad su remontada camino del liderato de la prueba, que le daba el título mundial. Sylvain Guintoli se puso líder en la quinta vuelta y a partir de ese momento consolidó su liderato en una carrera que le llevó directamente al título mundial con 416 puntos, seis más que los acumulados por Tom Sykes.
Marco Melandri, dominador en las últimas carreras, terminó el fin de semana de Qatar con un octavo y un cuarto lugar.

Este es el primer título mundial de Sylvain Guintoli, que se ha forjado durante las dos últimas temporadas y por el que en 2013, se tuvo que enfrentar a una serie de lesiones en su hombro y que obstaculizaron su carrera por el título, pero con las que el piloto francés aprovechó para aprender sobre su Aprilia RSV4 en la temporada que acaba de llegar a su fin.

Consistente, rápido y decidido, Sylvain Guintoli protagonizó una campaña increíble en la que logró el título en la última carrera, apoyado por el equipo liderado por Romano Albesiano, quien supo explotar todas las oportunidades y aprovechar su vasta experiencia en las carreras para convertir a Sylvain Guintoli en el segundo francés (después de Raymond Roche en 1990) en ganar un Campeonato del Mundo de Superbike.

El fabricante de Noale suma siete campeonatos del Mundo de Superbike en los últimos cinco años y aumenta su extraordinaria colección a 54 títulos de campeón del mundo en poco más de veinte años.
Aprilia acumuló 11 victorias a lo largo de 2014 (5 de Guintoli y 6 para Melandri), con otros 16 podios para un total de 468 puntos frente a 431 de Kawasaki, Honda con 350, Ducati con 291, Suzuki a 234, BMW a 81 y MV Agusta con 34.
La nueva aventura de Aprilia en el Mundial de Superbike se inició en 2009 con el desarrollo de la innovadora RSV4 con su exclusivo motor en V a 65 grados y un chasis derivado de años de experiencia en las carreras.

La Aprilia de Superbike marcó un punto de inflexión en el mundo de las motos súper deportivas y ya fue capaz de ganar en el año de su debut para romper todos los récords en 2010, pues en su segunda temporada logró ya el título de pilotos y constructores con Max Biaggi.
Este fue el comienzo de una larga serie de victorias con Max Biaggi, el primer italiano en ganar el campeonato del mundo de Superbike, que duplicó el cuadro de récords en 2012, además de sumar la Aprilia RSV4 los títulos de constructores en 2012, 2013 y ahora en 2014.

Siete títulos mundiales (3 de pilotos y 4 de constructores), 41 victorias, 89 podios y otras diez "pole positions" constituyen el extraordinario botín en el Mundial de SBK de una moto única, creada para dominar tanto en la pista como en la carretera.

En total, Aprilia cuenta con 54 títulos mundiales (38 en MotoGP, 7 en Superbike y 9 en disciplinas off-road) que la convierten en una de las marcas más victoriosas de siempre a nivel mundial en competición. Una vitrina de trofeos extraordinaria para el Grupo Piaggio, gracias a Aprilia, así como a sus otras marcas históricas, como Moto Guzzi, Gilera y Derbi, que ahora contiene 104 títulos mundiales propiedad del fabricante de motocicletas europeo más condecorado.